Inicio Alimentación Sana Alimentos o comestibles, hay que distinguirlos

Alimentos o comestibles, hay que distinguirlos

22
0

La industria de alimentos que va de la mano de la Ingeniaría de alimentos, ha desarrollado durante décadas productos muy atractivos en cuanto color, sabor, textura, formas y presentaciones y no tienen nada que ver con los alimentos. Son una combinación de agentes químicos que literalmente nos engañan para aceptarlos como alimentos, y no lo son.

Un alimento proviene de un ser vivo, entendido como vegetales y animales preferentemente, lo que no excluye minerales que son vitales para nuestro sistema en general.

Ahora bien, la pregunta clave, ¿Cómo se han cultivado las plantas y cómo se han criado los animales que consumimos? Y ahí, algo que debería ser natural y sano, resulta que se ven contaminados por agroquímicos y piensos que provienen de esos cultivos manejados por la agronomía. Lo que importa es la cantidad, el estándar de forma, tamaño y color…en realidad criaturas al estilo Frankestein.

En las grandes ciudades la red de supermercados, de distintas marcas, representan el escenario de la agroindustria, tanto en productos procesados como puestos en góndolas como frutas, verduras, cárnicos y panadería. Todos obedecen a un proceso industrial que debe redituar dinero suficiente que incluye ganancias y todo el sistema de operación de esta cadenas, que en la realidad comienzan en los campos y terminan en la mesa, la lonchera o un pasaboca durante el día.

Además de un sistema económico, estos productos por su origen, tratamiento de conservación terminan generando enfermedades muchas de ellas tan críticas como cáncer , obesidad, diabetes, hipertensión y las que se deriven de estas. En cuanto a los productos procesados o de paquetes, la situación es peor, en muchos casos solo son químicos que se ofrecen como comestibles, la verdad es que son bombas de enfermedades. Muchos de estos van dirigidos a los niños, futuros consumidores de comestibles y de servicios médicos complejos.

Para comer bien hay que reconocer los alimentos, que provienen de cultivos agroecológicos, de animales, aves y peces criados de forma natural y libre, los establos, corrales y acuarios no son precisamente el mejor espacio para producir cárnicos sanos. En nuestra América las tradiciones campesinas, tienen mucho que ver con procesos agroecológicos, permiten alimentos sanos, solo que hay que ir a buscarlos o propiciar asociaciones campesinas que puedan ofrecer alimentos a precios accesibles, aprovechando medios distintos a las tradicionales redes de distribución de las grandes superficies.

Un especialista en el tema nos acerca a esta realidad del campo y los alimentos, el Ingeniero Agroecológico Jhon Monje.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí