Inicio Vida Buena Bicicleta o caminata, formas prácticas para estar bien y alegres

Bicicleta o caminata, formas prácticas para estar bien y alegres

16
0
Disfrutar de buena compañía, un hermoso parque y sentirse sano, eso nos proporciona el ciclismo urbano.

Salir a rodar en bici o caminar son dos ejercicios que en la ciudad se puede hacer, y en algunos casos permite aprovechar espacios y parques que están diseñados para estas prácticas deportivas. En las dos modalidades el beneficio cardiovascular, óseo, muscular y emocional ya se ha demostrado ampliamente en todas las edades del ser humano.

Estas prácticas tan sencillas requieren que pongamos atención en temas como el respeto de las señales de tránsito, la seguridad y buen trato con los demás practicantes con los que se comparte el espacio y la ruta. Para los caminantes hidratación, zapatillas adecuadas para caminar, antisolar y ropa cómoda son indispensables. La ciudad no todas las veces nos ofrece parques cercanos, por lo cual decidimos la ruta en circuitos de una a dos horas, donde vamos a transitar en andenes, nunca en la calles, lo que implica el uso de anteojos y tapaboca por la contaminación ambiental.

No es conveniente de ninguna forma consumir cigarrillos u otros productos que comprometan el sistema respiratorio, que de suyo ya está empeñado en funcionar en un aire contaminado, propio de la ciudad. Por ello el tapabocas es importante, es un filtro adicional que funciona bastante bien. En el caso de los ciclistas, se ofrecen tapabocas especiales, que son ajustables, filtros intercambiables y diseño especial. Cada vez que revise el estado del filtro se dará cuenta del inmenso beneficio que proporcionan estos aditamentos para hacer ejercicio urbano.

Al caminar, se activan los músculos de las piernas, los glúteos y la parte baja del cuerpo, lo que ayuda a mejorar la fuerza y la resistencia muscular. Esto es importante para mantener la movilidad, prevenir la pérdida de masa muscular asociada con el envejecimiento, ayuda a mejorar la densidad ósea y prevenir la osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos y aumenta el riesgo de fracturas. La carga de peso que soportan los huesos durante la caminata ayuda a fortalecerlos y mantener su salud.

El ejercicio físico libera endorfinas, neurotransmisores que actúan como analgésicos naturales y mejoran el estado de ánimo. Las caminatas diarias pueden ayudar a reducir el estrés, la ansiedad, la depresión y mejorar el bienestar emocional en las personas adultas mayores.

En el caso del ciclismo hay una serie de consideraciones importantes a tener en cuenta. Lo primero que el vehículo sea de su talla, que sea realmente cómodo, debe llevar, en el caso de los adultos mayores, manubrios altos para evitar estar inclinados porque se va a incomodar en la cintura escapular, el cuello y en general la posición vertical le proporciona una mejor visibilidad del entorno. Siempre tenga en cuenta las condiciones climáticas, sea intenso sol o lluvias de distinto volumen. En este último caso considere que la estabilidad de su bici se puede ver comprometida en pisos mojados y encharcados. Y siempre lleve reflectivos, luces, timbres de aviso y retrovisores. Busque que su bici no sea tan pesada, que tenga llantas para las calles, no de ruta y menos de pista.

Montar en bicicleta fortalece el corazón, los pulmones, los músculos, ayuda a mejorar la resistencia cardiovascular, quemar calorías, mantener un peso saludable y en general mejorar la composición corporal. Aunque la ciudad es estresante, el ciclismo urbano puede ayudar a reducirlo y mejorar el estado de ánimo, porque libera endorfinas, neurotransmisores que actúan como analgésicos naturales y reduce el riesgo de depresión, ansiedad y estrés. El contacto con la naturaleza y la sensación de libertad y autonomía que ofrece el ciclismo pueden mejorar el bienestar emocional y la calidad de vida.

Y hablando de calidad de vida, estas actividades en los jubilados proporcionar una estimulación cognitiva beneficiosa al requerir habilidades motoras, coordinación y toma de decisiones. Esto ayuda a mantener la función cerebral y prevenir el deterioro cognitivo asociado con el envejecimiento. También es la oportunidad de socializar y no sentirse solo, fomenta la interacción con amigos, familiares y otros miembros de la comunidad. Participar en grupos o actividades organizadas puede proporcionar oportunidades para hacer nuevas amistades y compartir intereses comunes.

En todos los casos es necesario tomar precauciones adecuadas para garantizar la seguridad y el bienestar durante la actividad, incluyendo consultar con un profesional de la salud para tener un punto de referencia de lo que puede y debe hacer como ejercicio, usar calzado adecuado, mantenerse hidratado y protegerse del sol, y respetar las normas de seguridad vial.

Disfruten el ejercicio y hagan más amable la convivencia en la ciudad con amigos viejos o nuevos que dan compañía y motivos para estar alegres.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí