Inicio Campo Sostenible Ciudad Sostenible Ciudad caminable, ciudad vivible, ciudad apreciada

Ciudad caminable, ciudad vivible, ciudad apreciada

38
2
Los barrios tradicionales y particularmente los barrios urbanos son mucho más sostenibles ambientalmente, mucho más exitosos económicamente y mucho, mucho mejor para nosotros en términos de nuestra salud. Jeff Speck

El crecimiento exponencial de las ciudades, como es el caso de Bogotá, capital de Colombia, trae muchos problemas que van más allá de la inversión infinita en infraestructura, especialmente dedicadas a los vehículos que hacen posible el movimiento de personas y mercancías diariamente y que le dan sentido a ese tipo de ciudad/vehículos.

Este modelo genera mucha insatisfacción al habitante, considerando lo que gasta todos los días en tiempo, dinero, salud emocional , física y una carrera contra las contingencias que se genera al estar involucrado en el movimiento de tantos vehículos, especialmente en las horas pico, que hacen de la existencia diaria una experiencia hasta traumática y complicada. Este modelo tomado de las grandes ciudades norteamericanas, se replantea hoy como poco práctico, indefendible y que debe ser superado por el bien de los habitantes y en general por el contexto ambiental del uso del espacio y del suelo urbano.

Esta forma de ciudad dedicada en gran parte a la movilidad mecánica ha sido desmontada por el modelo de la Ciudad Caminable, propuesta por el arquitecto Jeff Speck, quien además ha profundizado en el urbanismo, y el diseño de ciudades. Proveniente de esa experiencia de las grandes ciudades, o de aquellos suburbios en donde para hacer una simple compra hay que tomar el auto. Speck afirma «Creo que el principal punto a destacar es que en la mayoría de las ciudades estadounidenses, caminar seguirá siendo una opción. Creo que durante muchos años en el futuro, conducir seguirá siendo bastante barato y el estacionamiento seguirá siendo lo suficientemente barato. Y lo que estamos haciendo Tratar de crear peatones por elección y lo que eso significa es que la caminata tiene que ser realmente útil, tiene que ser segura, tiene que ser cómoda y tiene que ser interesante… Útil significa esencialmente tener lo adecuado. equilibrio de uso en sus comunidades».

En el escenario en el que vivimos, el costo real del auto propio es alto, los servicios de estacionamiento igualmente suben de precio todos los años y es onerosa la sumatoria. Caminar, es una opción, pero tenemos serios problemas de diseños y mantenimientos del amoblamiento urbano. Son muy escasos los senderos caminables o parques longitudinales a los que se tienen acceso. La invasión extendida del espacio público hacen casi imposible usar los andenes porque destrozan el sentido de una espacio diseñado para transitar y se vuelve un mercado arbitrario y agresivo con el peatón.

El diseño urbanístico que se ha aplicado en nuestras ciudades, aunque exige espacios verdes, no necesariamente se contemplan como senderos extensos que comuniquen centros comerciales, rutas amigables donde es posible contemplar el paisaje, conversar o tener dispuesto un lugar para compartir un café. Y no es que la naturaleza nos dificulte el crecimiento y conservación de plantas y árboles, más por el contrario, son múltiples las variedades florales que harían de rotondas e intercambiadores de rutas verdaderos jardines multicolores.

Caminar por un sendero diseñado de forma adecuada, pensado para para las personas lo pueden recorrer para ir a estudiar o al trabajo, para ir de compras, o simplemente hacer ejercicio y recrearse hacen la diferencia entre el agite de poder llegar a tiempo y asumir los gastos que esto implica, o caminar haciendo un moderado ejercicio que ayuda a la salud y al bolsillo. Un par de buenos zapatos pueden durar tres años caminando en esta ciudad diseñada para la vida.

Speck argumenta que estas ciudades diseñadas para caminar activa la economía con nuevas propuestas como cafeterías y comercios medianos para satisfacer las necesidades básicas. Al ser espacios diseñados y bellamente recreados por plantas y árboles, valoriza las viviendas, sean casas o edificios de apartamentos y oficinas, de forma directa. Es indudable que al caminar bajan gastos en transportes, del vehículo propio hasta el punto de considerar si vale la pena semejante gasto en algo que con el tiempo va a dejar de usar. Los servicios masivos como el futuro metro de la ciudad, Transmilenio y sus rutas alimentadoras, podrán incluir estaciones mejor diseñadas para espacios verdes y que permitan la conexión con otros lugares a mayor distancia en la ciudad.

En la medida que pueda caminar, su salud física mejorará, su estado de ánimo también lo hará, su economía personal y familiar se verá menos comprometida por temas de movilidad diaria. Pero si no desea caminar, una bicicleta adecuada a estos senderos es una muy buena solución. Requiere una bicicleta urbana, que puede ser plegable y ligera para llevarla a todas partes sin tener que considerar estacionamientos adicionales. Hay que considerar que el uso de la bicicleta reduce el tráfico de automóviles. Se plantea por tanto hacer ciudades con mejores y más extensas ciclorrutas que apoye este medio de transporte y medio recreativo.

La ciudad caminable alejada de los exostos de los motores de combustión, protegida por bosques, jardines y fuentes son también un centro atractivo para el turismo porque en líneas generales siempre se busca lugares bonitos y no, a menos que haga parte de una ONG, ir a los lugares más desastrosos de las urbes. Y aún así, es allí donde se pueden implementar estos criterios urbanos que propone Speck, porque es dignificar la vida de las personas y darles más que motivos para sentirse bien y con deseos de desarrollar sus talentos para un mejor vivir.

Esperemos que no sea demasiado tarde para nuestras ciudades y la forma de habitarlas. Que sea posible rediseñar espacios para llenarlos de verdes, de comercios más atractivos y amables con el entorno, donde el silencio es apreciado y la limpieza y el orden ejes fundamentales. Más allá de temas económicos, de tiempo, es la posibilidad de conformar comunidades que se encuentran en la ruta del sendero, de la cafetería e innumerables opciones de espacios donde es posible hacer una vida más sustentable, orgánica y humana.

Un texto que vale la pena conocer, especialmente aquellos que tienen cargos administrativos en la dirección de la ciudad.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí