Inicio Crisis climática Es posible tener energía fotovoltaica en tu vivienda urbana o rural

Es posible tener energía fotovoltaica en tu vivienda urbana o rural

20
0
Una manera económica de tener energía fotovoltaica en casa.

La respuesta es que si, pero…una cosa es ayudarte con algunas lámparas y otra cosa es transformar todo el sistema eléctrico donde se considera refrigeradora, lavadora, quizás una estufa y en el caso de poblaciones de clima cálido ventiladores y aire acondicionado, y si ya está en la electromovilidad, bueno eso es otra cosa.

Un proyecto de magnitudes debe requerir permisos si es en propiedad horizontal y ciertamente no puede recurrir a un aficionado al tema, aquí se requiere conocimiento y experticia que garanticen un trabajo de calidad y que no genere problemas ahora y en el futuro.

En nuestra caso la situación es muchísima más sencilla, la idea es hacer uso de la energía fotovoltaica a precios posibles y sin demasiada parafernalia, reemplazando luminarias en habitaciones, cocina y área social. Existen en el mercado una gran variedad de lámparas con su respectiva celda solar, sus baterías, que son reemplazables en el tiempo, lo que hace que el sistema pueda prestarnos servicio por largos años. Los paneles que son relativamente pequeños, de 23 por 35 centímetros, se colocan en las ventanas de las habitaciones. En el caso de Bogotá no se requiere colocarlos por fuera y en ángulo buscando el sol, la radiación lumínica es suficiente para activarlos y que cumplan con su misión.

Las lámparas pueden ir en varios niveles de luminosidad, 50 watts son suficientes para una habitación convencional, o puede subir el nivel de iluminación con una lámpara con más vatiaje, pero recuerde, entre más intensidad de luz, el panel muy probablemente será más grande lo que necesariamente se vuelve muy estorboso, considerando que esta sobrepuesto en el vidrio de la ventana.

Cualquiera pensaría que es un gasto inútil considerando el precio del equipo, que ronda hoy por los 80 a 90 mil pesos, comparados con la tarifa y el servicio, pero la verdad es que los servicios públicos de energía suben de forma constante y más ahora que tenemos cierto nivel de crisis energética. Como siempre, el ahorro en tarifa solo se verá un poco más tarde, no de forma inmediata lo va a encontrar en su recibo.

Si además de entusiasta usted le gusta hacer cables, puede fabricar extensiones para llevar las luminaria a baños, armarios y otros lugares separados de las ventanas. En poblaciones afectadas por los sobre costos de energía, como es el caso de la Costa Atlántica en Colombia, es una solución posible, dejando el servicio para casos muy concretos como el aire acondicionado.

Los paneles se pueden colocar de forma seriada generando una mayor área de captación lumínica y por consiguiente de poder para alimentar equipos como portátiles, televisores Led, pequeños equipos de sonido y en la medida que va experimentando se dará cuenta que esas pequeñas inversiones será ganancia frente a un servicio público que seguirá incrementándose por las realidades climáticas que afectan las fuentes hidroeléctricas, o las que se genera con combustibles fósiles y las ganancias que esperan recabar las empresas, algunas de las cuales son capitales extranjeros que buscan recuperar la inversión y mejorar sus ganancias.

Pruebe durante un tiempo estas lámparas, evite el uso de equipos de sonido de alto poder, quizás una unidad de parlantes recargables y conexión por bluetooth con su celular es una economía forma para escuchar música o su estación de radio favorita. Otra opción son lámparas recargables, que ahora tienen muy bonitos diseños y que su carga dura bastante horas y que las puede usar en su mesa de noche o en el cabecero de la cama, especiales para leer, además que manejan intensidades y de su pueden orientar de diferentes formas.

Siempre hay un opción posible, que vaya con su presupuesto y necesidad. Queda claro que deben ser equipos que ofrecen largo tiempo de servicio, reciclables o que se les puedan cambiar las baterías recargables cuando estas se agoten. Tecnología hay, solo basta curiosear un poco, ajustar un presupuesto y ponerse en la tarea de economizar energía eléctrica, quizás si hace un fondo con el ahorro pueda llegar a instalar un sistema total de energía fotovoltaica. Todo es posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí